fbpx

Por: Geraldine Gabriela Portanda Jordán* // Diana Milena Giraldo Correa*

Introducción.
No es necesario desmontar las leyendas sobre la colonización y la invasión de América, hasta la actualidad se estudian las consecuencias que tuvo el proceso de colonización en la memoria de Latinoamérica en particular, esta idea atañe un conjunto de desprestigios hacia la figura de los “españoles”, sacando a la luz un historial devastador e impulsando la hispanofobia.

En el siguiente trabajo de investigación se pretende demostrar que después de años de historia, España se ha constituido en una puerta hacia el desarrollo de los países de América Latina y como a través de los altibajos entre las relaciones exteriores de estos dos continentes, las alianzas entre España y Améri ca Latina han perdurado y se han extendido, lo que ha desembocado en un desarrollo importante para las partes involucradas.

América Latina es un área geográfica que mantiene una relación estrecha y directa con España, desde la época de la colonización se ha tenido un impacto directo en el desarrollo de su historia, cultura y tradiciones, a la fecha es impensable rememorar como actualmente ambas zonas comparten muchas similitudes, su lengua (extensión del idioma castellano), creencias religiosas (despliegue de la religión católica) cultura, organización administrativa, comercial, la estructuración de las ciudades y estructuración de la educación (con la creación de las primeras universidades), todos estos elementos constituyen también parte importante de la identidad de los países latinoamericanos, por lo cual las relaciones con España siempre se han preservado en múltiples aspectos a lo largo de la historia de Latinoamérica. (Moreno, 2003, p.63.)

Las relaciones hispano-latinoamericanas se plasman desde distintos niveles: económico, comercial y político. Dada la cantidad de recursos existentes en América Latina, esta juega un papel importante en países como España, respecto a la provisión de materias primas, en relación con la inversión extranjera España mantiene grandes aportaciones económicas en América Latina, logrando la presencia de muchas empresas españolas en territorios latinos, muchas de estas empresas están generando un importante mercado que impulsa a ambos sectores.

Las relaciones de España con sus antiguas colonias en América Latina se manifiestan no sólo en las conexiones comerciales, sino también en los tratados de colaboración, acuerdos de paz y relacionamiento en múltiples disciplinas como la educación, ciencia, deporte, cultura y salud.

Problemática latinoamericana.
América Latina tiene grandes problemáticas para estudiar, respecto a los términos de desarrollo y estabilidad de la zona, se ve constantemente sacudida por condiciones adversas que hacen cuestionar el progreso de los países que la integran, el problema más profundo de América Latina puede enmarcarse en su inestable crecimiento económico, lo que desemboca en otros problemas críticos: desigualdad económica, degradación ambiental y sistemas políticos disfuncionales en los que el pueblo ha perdido confianza y credibilidad.(González, 2020)

Los esfuerzos por lograr estabilidad política, alcanzar el bienestar y desarrollo humano de la población requieren de diferentes enfoques de trabajo para su evolución y a la vez también se requiere seguir los pasos de aquellos países que han logrado tener unos niveles de desarrollo estables y progresivos en el tiempo, con lo cual han y siguen garantizando el desarrollo de las personas que habitan allí.

El papel importante que juega las relaciones internacionales para América Latina pone un escenario de análisis las demás relaciones con los diferentes países de la Unión Europea, pero más aún con España , con la cual se ha tenido un vínculo muy fuerte desde tiempos antiguos, es así como durante la historia se han formado y siguen formando alianzas y criterios entre España y Latinoamérica que son comunes para plantear soluciones a estos graves problemas que aquejan esta región.

En la actualidad el gobierno español promueve la integración y el multilateralismo como mejor respuesta a la nueva realidad internacional y la dinámica de Iberoamérica. Por ello ha apoyado los diferentes procesos de
integración económica, política y comercial como: la Unión de Naciones de América del Sur (UNASUR), el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) y el MERCOSUR y observa con interés los nuevos impulsos integradores que están desarrollándose en la región como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC) o la Alianza del Pacífico.

Caso boliviano y colombiano.
Se viven momentos de proliferación de espacios de lucha alrededor del mundo, conflictos sociales, revoluciones democráticas, inestabilidad política, protestas y despotismo; factores persistentes, principalmente, en los países de Latinoamérica y el Caribe.

Durante los últimos cincuenta años, Bolivia y Colombia ha sido testigos de grandes cambios económicos y políticos importantes que han marcado parte de su historia y sus relaciones exteriores, en el caso de Bolivia ha sido sometida a diversos modelos de desarrollo, pese a estos esfuerzos muchas veces el subdesarrollo ha jugado en papel en contra, puede que la explicación resida en una carencia de solidez política e institucional, además de deficientes políticas fiscales, monetarias y redistributivas. (Página Web Ministerio de Relaciones Exteriores Bolivia).

La situación actual de América Latina y particularmente la de Bolivia, está en constante movimiento, pues responde a una nueva perspectiva con insondables transformaciones de la mano de los movimientos sociales y los nuevos gobiernos progresistas que buscan suprimir la desigualdad social.

Durante algunos años, el sistema tradicional capitalista predominante en varios países de Latinoamérica ha colaborado con la distribución desigual de los ingresos y la repartición disímil de los réditos en las naciones.

Ese es el caso particular de Bolivia, un país que ha emergido con una visión alternativa de desarrollo que se basa en los conceptos de Madre Tierra y del vivir bien.

En el caso colombiano se muestra un panorama similar, una sociedad caracterizada por una profunda exclusión social, enfrentada a dilemas y escogencias con innegables repercusiones sobre el ordenamiento económico, político y social en una perspectiva perdurable. (Pizarro, 2013, p.64).

Relaciones exteriores entre Bolivia y España.
La presencia de la Cooperación Española en Bolivia tiene larga historia y se inicia con el primer Convenio en materia de Cultura suscrito en 1968 con el Gobierno de Bolivia, a lo largo de casi 50 años, España ha ratificado su compromiso con el desarrollo de Bolivia, reconociéndolo como socio en materia de cooperación al desarrollo. España apoya el plan nacional de desarrollo de Bolivia y participa en términos comerciales, financieros, de inversión y de inmigración en el país facilitando las medidas entre las partes para promover una relación de ganancia entre las partes y el bienestar de los bolivianos que habitan en territorio español.

Relaciones Comerciales.
La Unión Europea en general y más particularmente España basa sus relaciones exteriores en base al Acuerdo Marco de Cooperación del año 1993 entre la UE y la Comunidad Andina (CAN), por lo cual a ambas partes se les otorga un trato favorecido, con respecto a Bolivia en este acuerdo se le concede acceso preferencial al mercado comunitario mediante la aplicación del Sistema de Preferencias Generalizadas (SPG). (Página Web Comunidad Andina de Naciones).

Según los datos de ICEX-España, dentro del SPG, Bolivia es beneficiario del régimen especial de estímulo del desarrollo sostenible y la gobernanza (SPG+) por el que la UE concede preferencias arancelarias para todos los productos industriales y un amplio grupo de productos agrícolas y pesqueros a aquellos países vulnerables que ratifiquen y apliquen efectivamente una serie de convenios internacionales de derechos humanos, de los trabajadores, medioambientales y de buena gobernanza.

En el acuerdo marco se expresó el deseo de la Comunidad Europea en la cooperación financiera y técnica, implementando la cooperación comunitaria al desarrollo de la subregión y de sus Estados miembros en el ámbito de la cooperación al desarrollo, especialmente en proyectos de integración regional.

España se constituye como una potencia económica en el mercado internacional, las relaciones económicas entre ambos países, durante las últimas décadas, se incrementó de forma sostenida, especialmente las importaciones bolivianas de productos españoles. España mantiene relaciones en temas de exportaciones con Bolivia, dentro de los principales productos exportados se encuentran las manufacturas de fundición, hierro,
acero, además de productos editoriales.

Relaciones exteriores entre Colombia y España.
Las relaciones diplomáticas se remontan al 30 de enero de 1881, en París, allí fue cuando Colombia y España firmaron el tratado de paz y amistad que suponía el reconocimiento completo de Colombia por parte de España y una nueva era en las relaciones bilaterales. Así comenzó entonces las relaciones diplomáticas con el pasar de los tiempos la relación entre ambos países se fue forjando de manera amplia y dinámica, en virtud de los vínculos históricos, culturales y humanos derivados del proceso de la colonización, los cuales se han traducido en lazos políticos, económicos y sociales inquebrantables. (Página Web Embajada de España en Colombia).

Relaciones Comerciales.
Según TREID, España y Colombia tienen un tratado de libre comercio firmado desde el año 2012 en el cual se eliminan las barreras para la importación y exportación de bienes entre ambos países. Gracias a esto las
relaciones comerciales se han mantenido muy estables desde dicha apertura económica, las cuales se evidencian en cifras como las del primer trimestre del 2020 en las cuales España ocupó el puesto 17 en las cifras de exportaciones de productos colombianos con una participación del 1,40% y $212’278.874 dólar es (FOB) mientras que para las importaciones ocupó el puesto número 8 con 1,90% de participación y $394’454.650 dólares (CIF).

Las empresas españolas se ven muy atraídas por a invertir en Colombia, debido a características que relevantes que presenta este país respecto a los demás países del sector. Se resaltan aspectos como: fortalezas macroeconómicas, políticas fiscales, así como las condiciones de estabilidad, seguridad jurídica y garantías a la inversión, así durante los últimos años le ha permitido sobresalir entre las demás economías de la región como un punto estratégico para el abastecimiento regional de bienes y servicios de confianza y calidad.

Gracias a su ubicación estratégica, es un punto de enlace entre los países del norte y del sur en América, cuenta con una extensa red de acuerdos comerciales, los cuales le permiten acceso preferencial a más de 60 países y 1.500 millones de consumidores alrededor del mundo. (Página Web ProColombia).

Desde septiembre de 2007, entre Colombia y España se presentó un acuerdo diplomático para la promoción y protección recíproca de inversiones, este fue un factor bastante importante para motivar el crecimiento de las inversiones españolas en Colombia y generar un fortalecimiento de las empresas españolas que desde antes estaban constituidas allí.

Conclusiones.
De acuerdo a todo lo expuesto anteriormente, encontramos que los lazos entre España y Latinoamérica continúan vigentes, a pesar de los años transcurridos desde la independencia y creación de los estados Latinos.

Hoy estos lazos no son de dependencia económica, administrativa y política, sino que en la actualidad se han convertido en unas relaciones de soporte, en las cuales indudablemente la experiencia, el apoyo económico, social y el referente como de España como perteneciente a la UE continúa generando relaciones sólidas entre estos estados, en los cuales se busca promover el beneficio de las partes.

Enfocándonos en las relaciones económicas y comerciales de ambos países respecto a España, observamos que, estas se conservan y evolucionan de acuerdo a las necesidades de los países, soportados en acuerdos de cooperación dentro del marco del Acuerdo de Cooperación suscrito por la CE y los Países Miembros del Acuerdo de Cartagena, dado que Bolivia y Colombia se constituyen como Países Miembros del Grupo Andino.

Bibliografía.
1. ARENAL, Celestino (2009). “España y América Latina. 200 años después de la independencia”. Madrid: Marcial Pons.
2. ARMERO, José (1999) “Política Exterior de España en democracia.” Madrid: Espasa Calpe.
3. ALZAMORA, Miguel (2010). “Migración boliviana entre España y Argentina. vínculos políticos en un nuevo espacio transnacional” Murcia: Universidad de Murcia.
4. FOUCAULT, Michel. (2001). “Defender la sociedad”. Buenos Aires: FCE.
5. FOUCAULT, Michel (2006). “Seguridad, territorio y población”. Buenos Aires: FCE
6. MORENO, Francisco (2003) BOLIVIA: «Una oportunidad de inversión lucrativa». [en línea]. La Paz: CEPB. <https://books.google.es/books/about/Informe_de_labores_Ministerio_de_Industr.html?id=u9hDAAAAYAAJ&redir_esc=y> [Fecha de consulta: 18 de marzo de 2021]
7. PIZARRO, Carlos (2013) “De guerrillero a candidato presidencial” [en línea]. Colombia: Red Colombiana.
<https://www.tesisenred.net/bitstream/handle/10803/134763/tabm.pdf?sequence=1&isAllowed=y> [Fecha de consulta: 20 de marzo de 2021]

*Geraldine Gabriela Portanda Jordán, Lic. en Administración de Empresas (Universidad Técnica de Oruro Bolivia), Alumna Becaria del Máster en Relaciones Internacionales, Universidad Internacional de Andalucía, Sevilla-España.
*Diana Milena Giraldo Correa, Lic. en Administración de Empresas (Universidad de Antioquia de Medellín Colombia), Alumna Becaria del Máster en Relaciones Internacionales, Universidad Internacional de Andalucía, Sevilla-España. 

Deja un comentario

Minimum 4 characters