fbpx

Por: Arturo Saúl Grau Castillo* / Colaborador CIBEI Perú

Venezuela en los años 50 a pesar de venir de una dictadura del General Marcos Pérez Jiménez era considerado un país beneficiado en el ámbito económico, ya que se encuentra en una posición estratégica al estar ubicado frente al canal de Panamá, lo que le proporcionaba facilidad a la hora de realizar importaciones y exportaciones a su vez de forma eficiente. En ese sentido, es que Venezuela supo aprovechar su gran reserva de petróleo y fue el país miembro fundador  Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), convirtiéndose así en el país principal en la búsqueda de la coordinación e implementación de políticas públicas petroleras, además de poseer una moneda con solidez en muchos mercados.

“La década de los años 50 significó una época contradictoria en la historia del siglo XX de Venezuela. Por un lado, se encontraba la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, y por el otro, el país había emprendido el camino de la modernización. En paralelo a la eficaz represión política ocurrida en aquellos días, se verifica un auge intelectual que ubicó a Venezuela en el campo internacional a través del fenómeno de la abstracción y el cinetismo”( Alfredo Angulo, 2014). Por este motivo, se logró considerar a Venezuela -en varias ocasiones-como un país como mucha tendencia a ser desarrollado porque además de sus riquezas en materias, se sumaba también la gran cantidad de ingresos provenientes de inversión extranjera y turismo, al poseer edificaciones e infraestructuras modernas en la época, avances en tecnologías; sin embargo, todo eso no fue suficiente debido a los posteriores gobiernos.

En el año 1980 Hugo Rafael Chávez Frías, quien era un oficial del ejército de Venezuela, se encargó de conformar un clandestino Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 y ,en esa década, dio un fallido golpe de estado al gobierno en curso del partido acción democrática de Carlos Andrés Pérez, ocasionando que fuera llevado a prisión en el año 1992; pese a ello, posteriormente es liberado en 1994 por el presidente Rafael Caldera, siendo en esos precisos años cuando funda su partido Movimiento V República con ideológica política socialista, siguiendo a líderes como El Che Guevara y Fidel Castro. En vista a las relaciones que obtuvo, en 1998 se lanza como candidato presidencial de izquierda contra Rafael Caldera- el cual ya había estado en el cargo- y sucede algo inesperado pues es elegido por un margen muy amplio, dado que el pueblo quería un cambio de doctrinas, algo fresco y nuevo que les diera seguridad.

“El nuevo presidente llegaba al poder con la promesa de una república refundada que generaría la política y lograría la tan deseada justicia social”(Olmo, G, 2018). Fue hasta el año 1999 donde empieza su plan de gobierno con una reforma a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, allí crea 2 nuevos poderes del Estado, le concede el derecho al voto a militares activos, permite la reelección y permanencia en el poder, entre otros, los cuales serían el origen de la desestabilización de Venezuela en todos los ámbitos.

Un pueblo en la calle luchando por sus derechos y dando la vida por la libertad no fue suficiente pues pese a que se realizó  un supuesto golpe de estado por opositores el 11 de abril de 2002 , este solo tuvo período de un día volviendo Hugo Chávez a su mandato el 13 de abril y con la misma metodología de gobierno, basada en violación de derechos humanos (personas detenidas injustamente), emisoras de radio censuradas, canales de televisión privada cerrados sin poder ejercer la libertad de expresión ( RCTV ), mala implementación de políticas públicas, una administración deprimente , cargos políticos en personas incompetentes ,centralización de los poderes, fondos malversados ,obras y proyectos inconclusos ,expropiación de tierras y empresas privadas (PDVSA ,Telefónica CANTV, Lácteos los Andes, Hipermercados Éxito, SIDOR, CADAFE , BIMGOS ).

A pesar de que Hugo Chávez murió en el 2013, todo lo realizado fue el inicio de una dictadura y déficit económico social. De este modo, “Venezuela se encuentra en un callejón sin salida: no hay a la vista decisiones concretas del gobierno para superar la crisis y, por el contrario, aumenta el control de la economía y el papel del sector público” (Romero, A. y   Benayas, G. ,2018).  Con la grave enfermedad de Hugo Chávez y su posterior muerte, es que asume el mandato su ex miembro del gabinete ministerial, Nicolas Maduro, quien desde el 2006 vino desempeñando tal cargo, hasta que en el año 2012 ocupó el cargo de vicepresidente ejecutivo, teniendo todo el apoyo del aún actual presidente en ese entonces, Hugo Chávez, en caso pueda sucederle algo trágico por problemas de salud.

Actualmente, “Venezuela es hoy gobernada por el presidente Maduro en un contexto de inflación económica, desempleo y desabastecimiento de mercados, a los que se suma una serie de protestas sociales frecuentes, una baja popularidad” (Morales, 2015), a lo que puede sumarse una alta inseguridad para los ciudadanos y vulneraciones de derechos humanos, debido a corrupción política y estatal. Es así que todo este deterioro generado desde años anteriores ha explosionado y generado que el país venezolano se encuentre inmerso en la crisis más dramática de su historia, la cual tiene una vertiente multifacética (social, económica y humanitaria), generando aquel drama social que ha conllevado al escape de nuestros hermanos vecinos en búsqueda de nuevas oportunidades. “La hiperinflación, el desabastecimiento de alimentos y medicamentos y la crisis político-institucional han empujado a millones de venezolanos fuera del país (según Naciones Unidas han salido unos 3,4 millones, aunque otras estimaciones hablan de entre tres y cuatro millones de emigrantes). Los venezolanos son hoy los cuartos demandantes de asilo, sólo después de Siria, Irak y Afganistán”( Malamud , Carlos y Nuñez, Rogelio, 2019).

A todo lo antes mencionado, es menester agregar el escenario de pandemia que ha generado un agudizamiento de la situación ya caótica, dado que no existen insumos como mascarillas, guantes, alcohol, lejía, etc que puedan ayudar a controlar y protegerse de este virus. Sumado a ello, se encuentra  la orden del gobierno de no recibir ayuda de otros países consistentes en medicamentos, pruebas ni vacunas para su población, lo que no hace más que se pueda intuir un futuro desolador.

Bibliografía

Angulo Rivas, Alfredo (2014) Marcos Pérez Jiménez: Un periplo de la memoria a la fascinación. Recuperado en: http://www.saber.ula.ve/bitstream/handle/123456789/17502/alfredo_angulo6.pdf?sequence=1&isAllowed=y

Carlos Malamud y Rogelio Torres (2019) La crisis de Venezuela y el tablero geopolítico internacional. Recuperado en: http://www.realinstitutoelcano.org/wps/wcm/connect/fc8bb7f4-7ced-4429-bd94-7e7de52ea2f2/ARI24-2019-Malamud-Nunez-crisis-Venezuela-tablero-geopolitico-internacional.pdf?MOD=AJPERES&CACHEID=fc8bb7f4-7ced-4429-bd94-7e7de52ea2f2

Carlos Romero y Grecia Benayas (2018) Venezuela:  el ocaso de una democracia.  Recuperado en : http://www.revistas.unam.mx/index.php/rmcpys/article/view/62343

Guillermo D.Olmo (2018). Triunfo de Hugo Chávez en 1998: cómo era la Venezuela en la que triunfó Chávez hace 20 años (y en qué se parece a la actual). Recuperado en : https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-46463299

Morales Peña, Carlos. 2015. [En línea]. Maduro está en picada y el chavismo no halla la salida para frenar la crisis. En El deber mundo. Santa Cruz, 8 de marzo. Recuperado en http://bit.ly/29UuCjO

*Arturo Saúl Grau Castillo
Derecho por la Pontificia Universidad Católica del Perú. Especialización en Derecho Internacional Público y Privado por la Academia de la Haya en Países Bajos y Especialización en Tutela Jurisdiccional de los Derechos Fundamentales por la Universidad de Pisa, Italia.

Deja un comentario

Minimum 4 characters