fbpx

La crisis del transporte marítimo y sus efectos en las economías de Latinoamérica.

Por: Abigail Santander / Redacción CIBEI Venezuela

Desde el año 2020 el mundo atraviesa por una pandemia, cuyas repercusiones han alcanzado ir más allá del sector salud y han afectado la economía global. El Covid-19 hizo que el comercio internacional entrara en período de inercia, pero a medida que pasaban los meses y los gobiernos tomaban distintas medidas políticas, la recuperación económica se veía cada vez más prometedora; Sin embargo, los pronósticos se equivocaron, ya que el peligro se encontraba a la vuelta de la esquina. Actualmente el comercio mundial está atravesando por una escases y un incremento en los precios de diversos productos, esto se encuentra directamente relacionado con la crisis marítima que se ha venido desarrollando en los últimos años.

El principal factor al que se puede atribuir la crisis, es a los retrasos en la cadena logística; Para la sociedad globalizada en la que vivimos, el transporte marítimo es indispensable, debido a que entre el 80 y 90% de los productos de consumo son exportados e importados gracias a este medio. Cuando en el año 2018 los Estados Unidos y China comenzaron la “Guerra comercial” el comercio marítimo empezaba a presentar irregularidades, la llegada de la pandemia solo empeoro la situación, ya que debido a las fuertes restricciones a mediados de agosto la República China tomo la decisión de cerrar temporalmente algunos de sus puertos y mientras la cadena de suministros se retrasaba la demanda de productos continuaba, después de todo aunque el mundo entrara en confinamiento las compras online seguían creciendo, fue así como la alta demanda genero un desequilibrio; Ahora las empresas enviaban más productos y cargaban los barcos a su máxima capacidad, mientras los puertos se encontraban repletos, creándose una congestión masiva de embarcaciones cuyas mercancías no podían ser despachadas.

El segundo factor de la crisis (el cual se deriva del anterior) es la “crisis de los contenedores”, como lo han bautizado algunos medios debido a la presunta escasez de los mismos. Las embarcaciones son de suma importancia, pero los contenedores son lo que realmente permite que este modelo de comercio sea viable y los productos se puedan transportar a gran escala con un bajo costo, es importante aclarar que mas que inexistencia de contenedores se trata de que debido a la congestión en los puertos de todo el mundo, los contenedores no son descargados a tiempo y no se pueden seguir usando para enviar productos. Las interrupciones en el tráfico marítimo y los problemas con la cadena logística pueden causar varios conflictos, en primer lugar que los productos no lleguen a las fábricas hace que las mismas se vean en la obligación de detener la producción (lo que retrasara aun más el comercio), pero lo más importante es que mientras más escaso sea un bien, mayor será su valor, así que los contenedores disponibles sufren un aumento de hasta 4 veces su valor. En el mes de septiembre del año 2020 un flete de China a Estados Unidos tenía un costo de 4 000 dólares, para el año 2021 la cifra ha alcanzado los 20 000 dólares; Si esto es así en un país que es una potencia mundial, solo queda preguntarse que le espera a la región de Latinoamérica.

Es evidente que este problema afecta a todos los países del mundo, la escasez genera que las compañías y los ciudadanos no tengan algunos bienes en el tiempo requerido; Pero América Latina tienen una preocupación extra, por que a diferencia de los países asiáticos y europeos no son una ruta de mayor volumen, así que los transportistas no le darán prioridad. Entre los sectores más afectados por la crisis se encuentran el de tecnología, en México, Argentina y Brasil, donde se encuentran plantas ensambladoras de empresas como Hyundai, Ford y Volkswagen, ya han tenido que disminuir e incluso paralizar la industria automotriz que depende de la importación de Microchips y semiconductores que escasean debido a la crisis.

Este es solo 1 ejemplo de muchos, también existe el riesgo de que la inflación aumente entre un 1.5 y un 2.5%; Sin duda esta crisis no es un asunto que deba tomarse a la ligera, es posible empresas pequeñas no sobrevivan está crisis y las autoridades de los países han advertido que la época navideña puede presentar una disminución de productos en comparación a años anteriores. Si bien la crisis podría continuar para el año 2022, si la demanda disminuye y la cadena logística recupera la estabilidad existe la posibilidad de que a mediados o a finales de año el comercio se recupere. En cuanto a la globalización habrá que ver que le depara el futuro, puede que este evento marque un precedente y se impulse la fabricación nacional de algunos productos que solo se importan, esto con el fin de generar más equilibrio en cadenas de suministro.

BIBLIOGRAFÍA

“Crisis de los contenedores” contribuye al alza de la inflación mundial por María Flórez-Estrada Pimentel [Documento en línea] Disponible: https://semanariouniversidad.com/pais/crisis-de-los-contenedores-contribuye-al-alza-de-la-inflacion-mundial/ [Consulta: 2021, noviembre 18]

Es inevitable: crisis de contenedores traerá más inflación en todo el mundo, por Luis Valverde [Documento en línea] Disponible: http://www.crhoy.com/economia/es-inevitable-crisis-de-contenedores-traera-mas-inflacion-en-todo-el-mundo/ [Consulta: 2021, noviembre 18]

Que es la crisis de los contenedores y cómo está afectando al comercio mundial y a tu bolsillo [Documento en línea] Disponible: https://www.bbc.com/mundo/noticias-58558860 [Consulta: 2021, noviembre 18]

Crisis de suministros: ¿el comercio y las economías del mundo paralizadas? [Documento en línea] Disponible:   https://www.france24.com/es/programas/el-debate/20211022-crisis-suministros-transporte-maritimo-economia-comercio [Consulta: 2021, noviembre 18]

Deja un comentario

Minimum 4 characters