fbpx

Por: Kherstin Rashell Tercero Bustamante / Colaboradora CIBEI Nicaragua

Por siglos, el ser humano ha vivido en un escenario de desigualdad social. En respuesta, el Estado ha diseñado acciones de crecimiento económico con el fin de reducir la pobreza y la desigualdad de ingresos. Además de los Estados, la ONU y las instituciones financieras internacionales han desarrollado planes estratégicos para erradicar la pobreza y brindar a la sociedad un ingreso mensual adecuado para subsistir.  

         Según estudios del BID, los ingresos se determinan por la calidad del trabajo ejecutado por la persona, pero también por factores como la calidad de educación y la calidad de los puestos de trabajo (Bouillon & Lora, n.d., p.38). Además, estos pueden verse afectados por cambios bruscos a nivel económico y político, o situaciones, como desastres naturales o guerras. Cuando ocurren estos cambios, caracterizados por un declive económico, el acceso al empleo es escaso y sólo logran sobrevivir las personas con un ingreso medio-alto o alto. En contraparte, quienes se encontraban debajo de dicha línea, podrían sumirse en la pobreza, la cual puede dividirse en dos tipos: (i) pobreza extrema, donde las personas ganan entre $1.25 y $2 y (ii) pobreza moderada, donde los individuos ganan entre $2.5 y $4. 

“La pobreza se refiere a la privación de capacidades, mientras que la desigualdad implica a personas que deberán elegir entre diferentes habilidades y diferentes libertades” (Conconi & Viollaz, 2017, p.380). En esa línea, si bien las personas pueden optar por cambiar su situación económica, lo que sucede es que la desigualdad está arraigada en las características que rodean al individuo, como su educación, género, antecedentes familiares o la discapacidad físicas. Históricamente, estos aspectos han sido limitantes para el desarrollo de la persona, impidiendo la mejora de la calidad de la vida apoyado en una base de igualdad.

         Para contrarrestar dicha realidad, sería necesario cambiar la política fiscal eliminando las exoneraciones y excepciones tributarias que fomentan la fuga de impuestos y profundizan la desigualdad. Otra opción posible sería la reducción de salarios a funcionarios públicos y equilibrar las remuneraciones. Además, se deberían aplicar políticas sociales que beneficien a todos los sectores socioeconómicos y generen igualdad como un impulsor para el crecimiento económico. En ese sentido, para que la política social sea transformativa, no debe estar confinada exclusivamente a un papel residual de proporcionar una red segura para los pobres. En lugar de eso, debe perseguir metas económicas, sociales y políticas, como la distribución, la protección, la producción y la reproducción, que sean conscientemente coordinadas para tener el mayor impacto posible (Instituto de Investigación de las Naciones Unidas para el Desarrollo Social (UNRISD), 2011).     

“La desigualdad económica no permite un crecimiento económico inclusivo y, en cambio, ampara que colectivos vulnerables vivan en condiciones de pobreza y con ausencia de protección social” (Oxfam Intermón, n.d.). Es decir, la diferencia socioeconómica puede llegar a violentar los derechos humanos del individuo, ya que al no tener un ingreso adecuado, su canasta de bienes y servicios básicos es insuficiente, lo que puede desembocar en una mala alimentación y deterioro de salud. Como explica la FAO (2019), “las desigualdades económicas desempeñan un papel significativo, ya que niveles de ingresos más bajos afectan al acceso a la salud, la nutrición y los cuidados”. 

Frente a dicha realidad, se requiere que los encargados de la formulación e implementación de políticas económicas mejoren las estrategias para disminuir la pobreza y la desigualdad, y así evitar que cierta parte de la sociedad quede marginada del acceso a beneficios sociales o servicios básicos. De no lograrse ello, al momento que la desigualdad obligue a un grupo de la población a luchar por sobrevivir, podría ocurrir un conflicto social. Este grupo de presión, que podría llamarse “los igualitarios”, exigiría que, tanto los del sector medio, como del sector alto, sean castigados y ya no tengan acceso a privilegios. Además de causar revuelo social, ello podría provocar una peligrosa inestabilidad política.  

En conclusión, el involucramiento del Estado es vital para buscar alternativas de reducción de la desigualdad salarial y, por ende, reducir la pobreza. Estas propuestas deberían basarse en un planteamiento holístico que involucre programas educativos como base para mejorar la calidad de trabajo, y la creación de puestos de trabajo aptos para distintos niveles de especialización de la mano de obra. 

Bibliografía. 

Bouillon, C., & Lora, E. (n.d.). Descomposición del ingreso del hogar: un camino para identificar factores que inciden en la pobreza. In Pobreza, Desigualdad y Movilidad Social (pp. 33-39). https://publications.iadb.org/publications/spanish/document/La-Realidad-Social-Una-introducci%C3%B3n-a-los-Problemas-y-Pol%C3%ADticas-del-Desarrollo-Social-en-Am%C3%A9rica-Latina-Modulo-I-Pobreza-Desigualdad-y-Movilidad-Social.pdf

Conconi, A., & Viollaz, M. (2017). Pobreza, desigualdad y desarrollo: discusión desde el enfoque de la capacidad. Open Mind BBVA, 380. https://www.bbvaopenmind.com/articulos/pobreza-desigualdad-y-desarrollo-discusion-desde-el-enfoque-de-la-capacidad/

FAO (Naciones Unidas). (2019, Octubre). La desigualdad en la distribución de los ingresos. Le Monde diplomatique. https://mondiplo.com/la-desigualdad-en-la-distribucion-de-los-ingresos

Instituto de Investigación de las Naciones Unidas para el Desarrollo Social (UNRISD). (2011). Igualdad en el ingreso y reducción de la pobreza. In Combatir la pobreza y la desigualdad (p. 36). María Cristina Rosas. https://www.unrisd.org/80256B3C005BCCF9/(httpAuxPages)/5BF27AE2E2AAEABCC1257AC6004D2627/$file/sintesis.pdf

Oxfam Intermón. (n.d.). Desigualdad económica en el mundo: consecuencias y mucho por hacer. blog oxfam intermón. https://blog.oxfamintermon.org/desigualdad-economica-en-el-mundo-consecuencias-y-mucho-por-hacer/#Que_entendemos_por_desigualdad_economica

Deja un comentario

Minimum 4 characters