fbpx

LA CARA OLVIDADA DEL TERRORISMO EN EUROPA

Por: Roberto Tenorio Perea / Licenciado en Relaciones Internacionales / Estudiante Diplomado Preparación SEM México

El terrorismo es un tema sensible dentro de la agenda de la Unión Europea pues es una región política en constante amenaza. Tradicionalmente la visión de esta problemática está relacionada con el fundamentalismo islámico como la principal amenaza a la seguridad de sus fronteras. Sin embargo, la constante evolución de fenómenos sociales como lo es la migración ha incrementado de forma significativa los casos de ataques terroristas perpetrados por individuos o agrupaciones con tendencias de extrema derecha. Como eje central de la estrategia de la Unión Europea para enfrentar el terrorismo se encuentra el enfoque de atacar el fenómeno desde su inicio, construyendo prácticas de desradicalización y prevención que atiendan a las comunidades más vulnerables y propensas a radicalización (Consejo Europeo, 2005).

Los atentados perpetrados por movimientos de extrema derecha, o simpatizantes de estos grupos, dentro de países como Alemania han ido en aumento desde la última década. Si bien este fenómeno no es nuevo dentro de Alemania el crecimiento acelerado de los casos implica que, de no atenderse, puede representar un problema a futuro para la seguridad dentro del territorio y de toda Europa. En territorio alemán, los años 2015 y 2016 son significativos para el fenómeno terrorista de extrema derecha pues se presenta una relación entre el número de solicitudes de refugio y la cantidad de ataques a centros de refugio. En 2015 solamente se presentaron 102 ataques a centros de refugio, 94 provocando incendios en las instalaciones y 8 fueron ataques con explosivos. En 2016 se reportaron 70 ataques, 66 incendios y 4 detonaciones (Koehler, 2018).

Casos relacionados con este tipo de movimientos se han presentado en gran parte de Europa, siendo los ataques en el Reino Unido y Francia en 2017 algunos de los más destacados. Tan sólo en ese año el número de detenidos relacionados con ataques terroristas organizados por estos grupos casi se duplicó, con 11 personas en 2015, 12 en 2016 y 20 en 2017. Francia se ubicó como el país con mayor número de detenciones, con 15 personas en total  (EUROPOL, 2018).

Existe, sin embargo, una complejidad al considerar a los grupos radicales de derecha como amenaza debido a que cada grupo está sustentado en diferentes ideologías. Dentro de estas se encuentran el rechazo a las organizaciones internacionales como la OTAN y la Unión Europea, desprecio por las políticas de asilo, rechazo a los migrantes y a individuos o grupos asociados con antecedentes étnicos, religiosos o políticos (EUROPOL, 2018). Ante esta situación, sin embargo, debe prevalecer el interés superior de incluir explícitamente dentro de la estrategia europea los ataques de extrema derecha como amenaza constante a la seguridad de la región.

Por más esfuerzos y recursos que los miembros de la Unión Europea implementen en programas de desradicalización, la amenaza a sus comunidades de forma directa llevará a mayor aceptación de un extremismo religioso y un resentimiento hacia los países europeos. Adicionalmente, considerar esta nueva visión dentro de la estrategia elimina un sesgo marcado frente a los grupos de musulmanes viviendo en Europa. Como lo expuso Sir Julian King en 2017, ningún miembro de la Unión Europea está exento del terrorismo de extrema derecha, sin embargo estos actos no reciben tanto cobertura en la prensa,  lo que implica dejar la problemática fuera del debate (EUROPOL, 2018).

Sin duda alguna, este problema representa la necesidad de establecer mecanismos de cooperación entre los diferentes miembros de la Unión Europea. Si bien ya existen planes como la Estrategia de la Unión Europea de Lucha Contra el Terrorismo de 2005 nada se habla de la amenaza del terrorismo de la radicalización de la extrema derecha. Dentro de la conformación actual de la Unión Europea existen ciertos ejemplos de programas para enfrentar la radicalización en Estados miembro como lo son Francia, España, y como se refirió con anterioridad, Alemania. Incluso un antiguo estado miembro, Reino Unido, cuenta con el programa PREVENT, enfocado a responder al reto ideológico del terrorismo y a su amenaza, prevenir que las personas sean atraídas por el terrorismo y asegurarse de que reciban asesoramiento y apoyo adecuados y a trabajar con una amplia gama de sectores e instituciones (incluida la educación, la fe, la salud y la justicia penal).

Por su parte, Francia cuenta con el Centro de Prevención contra las Derivas Sectarias que se reforzó en 2016 para servir como un centro de reinserción y de ciudadanía, basando su actuar en el apoyo psicológico y familiar, ofreciendo alojamiento a personas ya radicalizadas o en proceso de radicalización (Revista de Estudios en Seguridad Internacional, 2018). España cuenta con el Plan Estratégico Nacional de Lucha contra la Radicalización Violenta cuya finalidad principal es la de “constituir un instrumento eficaz de detección temprana y neutralización de los brotes y focos de radicalismo violento, actuando sobre aquellas comunidades, colectivos o individuos en situación de riesgo o vulnerabilidad” (Ministro del Interior, 2016).

Teniendo a consideración los ejemplos anteriores, resulta crucial la integración de este tipo de programas con la finalidad de que su actuación tenga un impacto mayor al llevarlo al seno de la Unión Europea, coordinado por el Centro Europeo de Lucha Contra el Terrorismo. Adicionalmente a las atribuciones que este órgano posee como “el intercambio de información y la cooperación operativa en relación con el seguimiento y la investigación de combatientes terroristas extranjeros, el tráfico de armas de fuego ilegales y la financiación del terrorismo” (Consejo de la Unión Europea, 2018) se debería empujar una legislación que incluya la coordinación de programas de desradicalización con miras a la construcción de un programa único de la Unión Europea y que lleve a más Estados miembro a construir programas que respondan a sus necesidades específicas en el futuro y de forma paulatina; de esta forma se busca que el impacto de la desradicalización no sea únicamente a escala local.

Esta integración debe seguir el modelo francés en cuanto no tomar en consideración meramente la radicalización religiosa. Siguiendo la lógica del combate al radicalismo de extrema derecha, estos programas deben considerar como punto clave desarrollar acciones conjuntas que lleven a la construcción de sociedades más abiertas a las diferencias y construir programas que consideren la radicalización de extrema derecha y religiosa como fenómenos relacionados hacia la construcción de prácticas terroristas y no como situaciones que deben ser excluyentes. 

Se pueden identificar grupos que podrían estar a favor y encontra de esta aproximación para resolver este problema. Francia, al enfrentar una alza de intentos por parte de grupos de extrema derecha para cometer actos terroristas como se mencionó anteriormente. Además, el crecimiento de posturas xenófobas dentro del país abre la posibilidad a que dichos casos aumenten en el futuro medio. Otro país que ha sufrido del incremento de actos terroristas por individuos asociados con ideologías radicales de derecha es Grecia. Desde 2013 el país fue testigo del asesinato de activistas de izquierda y a favor de los derechos de la comunidad LGBTIQ (Torrús, 2018). De igual forma se identifica a España como un aliado por su interés y esfuerzos en la construcción de programas de desradicalización que está relacionado con la visión alemana para combatir al terrorismo. Ante la salida del Reino Unido de la Unión Europea, se debe buscar llegar a un acuerdo bilateral entre ambos actores que permita que la coordinación entre programas en un entorno de soberanía y con un enfoque mayor a la cooperación en el intercambio de información que complemente a ambas partes.

Como oposición se tienen en consideración a Italia y a Hungría como Estados miembro que no apoyarían estas modificaciones debido a los grupos políticos que encabezan sus respectivos gobiernos debido a la cercanía que tienen con las ideologías principales de la extrema derecha. En el caso de Hungría, el Primer Ministro Viktor Orbán ha sido crítico vehemente a las políticas migratorias de la Unión Europea y al poder que este organismo supranacional tiene en contra de la soberanía de cada Estado. Por su parte, el Movimiento Cinco Estrellas y Liga Norte, actualmente en el poder, de igual forma han sido críticos de las acciones de la Unión Europea en materia de migración intentando desligarse de los esfuerzos que el organismo ha desarrollado.

Lo que se tiene que considerar para concretar un no rechazo de ambos Estados miembro a las propuestas es definir claramente que estas no buscan de atacar ni socavar la participación política de los grupos de extrema derecha ni buscan fomentar una migración descontrolada dentro de Europa. La posición de países como Alemania frente a la Unión Europea debe ser clara al definir que estas propuestas buscan definir mecanismos claros frente a una amenaza latente en la región, y que la falta de estos suponen una debilidad estratégica al momento de prevenir, proteger, perseguir y responder a ataques de todo tipo de ideología.

Referencias.

Consejo de la Unión Europea (2005). La lucha contra el terrorismo en la UE – Consilium. [online] Consilium.europa.eu. Disponible en: https://www.consilium.europa.eu/es/policies/fight-against-terrorism/

(2018). European Union Terrorism Situation and Trend Report 2018.

German Institute on Radicalization and De-radicalization Studies. (2019). Database on

Terrorism in Germany: Right-Wing Extremism and Jihadism .Recuperado de: http://girds.org/projects/database-on-terrorism-in-germany-right-wing-extremism

Koehler, D. (2018). Recent Trends in German Right-Wing Violence and Terrorism: What are the Contextual Factors behind ‘Hive Terrorism’?. Leiden University. Disponible en: https://www.universiteitleiden.nl/binaries/content/assets/customsites/perspectives-on-terrorism/2018/issue-6/a5-koehler.pdf

Ministerio del Interior (2016), Plan Estratégico Nacional de Lucha contra la Radicalización Violenta. Disponible en: http://www.interior.gob.es/documents/10180/3066463/­CM_mir_PEN-LCRV.pdf/b57166c1-aaaf-4c0d-84c7-b69bda6246f5

(2019). European elections. Disponible en https://www.politico.eu/2019-european-elections/

Revista de Estudios en Seguridad Internacional. (2018). La Lucha contra la AmenazaYihadista más allá del Derecho Penal: Análisis de los programas de prevención de la radicalización y des-radicalización a nivel europeo. Disponible en: http://www.seguridadinternacional.es/revista/?q=content/la-lucha-contra-la-amenaza-yihadista-m%C3%A1s-all%C3%A1-del-derecho-penal-an%C3%A1lisis-de-los-programas-de#

Torrús, A. (2018). El odio y la violencia de la extrema derecha en España y en otros diez países europeos. Público. Disponible en https://www.publico.es/internacional/odio-violencia-extrema-derecha-espana-otros-diez-paises-europeos.html

Deja un comentario

Minimum 4 characters