Por: Juan G Cuervo P

Adm. Emp.- Esp. Alta Gerencia y Marketing

http://delpecadooriginal.blogspot.com

“Uber no comenzó con grandes ambiciones. Empezó como la respuesta a una simple pregunta (…) “Oye, ¿puedes conseguir un auto? ¿Puedes hacer que esto suceda?” Aunque esta compañía nació del deseo de resolver un problema muy común, ustedes han puesto a Uber en una posición privilegiada para ayudar a enfrentar algunos de los retos más grandes de las ciudades en los años próximos (…) Hoy, el Status Quo del transporte está roto, y se vuelve cada vez peor. Podemos elegir no hacer nada y un día despertarnos en un futuro en el que nuestras ciudades estarán congestionadas por el tráfico, y podemos seguir debatiendo si hacemos un nuevo tren o una nueva parada del metro”. 3 de junio 2014, durante el discurso de Travis Kalanick en el 5to. aniversario de UBER.[1]

La idea nació en el 2008, después de una conferencia de Tecnología, donde Travis Kalanick conoció una propuesta de negocio muy parecida a lo que es UBER hoy. Inicialmente su intención era reducir el precio de un servicio con conductor privado vestido de traje.

Travis, junto con Garrett Camp, Oscar Salazar y Conrad Whelan emprendieron este proyecto y construyeron UberCab (primera versión de UBER), por medio de la cual, cualquier persona enviaba un texto y presionaba un botón para solicitar un auto privado.

Hoy en día, UBER es una empresa valorizada en 18.000 millones de dólares, con presencia en más de 70 ciudades alrededor del mundo, que presta servicios diferenciados como: UberX, UberTAXI, UberBLACK, UberSUV, UberLUX y UberPOOL, entre otros y están duplicando su tamaño cada seis meses. Sus ingresos se multiplican por 5 y por 6 veces cada periodo.

Pese a su éxito, han tenido problemas en cada lugar donde funcionan, que obstaculiza su normal crecimiento, los cuales se pueden resumir en tres grupos: 1) el conflicto de UBER con los taxistas; 2) la economía del mercado; y 3) la libre competencia.

En primer lugar, se ha presentado problemas con los taxistas en Colombia, España, Francia, Alemania, México, Reino Unido, India, Tailandia y Corea del Sur. Los gremios de los taxistas argumentan que particularmente el servicio de UberX es perjudicial para su negocio, pues es más barato, no pagan los mismos impuestos ni seguros, no tienen  mínimos controles de calidad y es una competencia desleal. Sugieren que este tipo de servicio fomenta el transporte pirata y la creación de una bolsa de fraude fiscal. Además, este sesgo es propiciado por intereses económicos y políticos locales que quieren conservar el statu quo.

En segundo lugar, referente a la economía de mercados, se debe revisar a la luz de las disposiciones de cada región por separado, pues cada una es distinta frente al debate en temas como leyes anti-monopolio, intervención en precios de mercado, protección de la empresa local, entre otros. Una vez puestas las discusiones en la mesa deben ser debatidas, cifradas y reguladas, para que el negocio de UBER tenga viabilidad o no. Procesos como el de España y México deben ser casos de estudio, pues en uno resolvieron restringir la aplicación y sancionar a los operadores (caso Madrid) y en el otro (caso Ciudad de México), empezaron a formalizar el servicio interviniendo en exigencias puntuales a nivel fiscal y normativo, las cuales se encuentran vigentes a finales de julio de 2015.

En tercer y último lugar, el libre mercado es la posición asumida por oferentes y demandantes del servicio, quienes están felices. En Sao Paulo, por ejemplo, tanto clientes como operarios enviaron más de doscientos mil correos electrónicos a los diputados respaldando a UBER para su permanencia en esta ciudad. Los clientes satisfechos, manifestaron que es un servicio más barato que un taxi en horas de no congestión, que es justo en su precio en horas pico, siempre están disponibles a llevarlo al lugar requerido, hay seguridad y confianza en el conductor y en el sistema, y su manera de evaluar permite mejoramiento continuo del servicio. En cuanto a los operarios, están satisfechos con la retribución que se calcula en $400.000 COP semanales (USD 140 aprox. a la TRM promedio de julio 2015 Colombia), beneficios y descuentos en mantenimiento de vehículo, planes de formación en idiomas, actividades deportivas, culturales y de esparcimiento familiar, y los más importante, flexibilización laboral.

En el caso de Colombia, el tema está puesto sobre la mesa. En el pasado paro de taxistas en Bogotá la consigna fue que “Legalicen a Uber o que los saquen”. Luis French Collazos, representante de la Asociación de Transporte Logístico Empresarial (Atloe), le demanda al Gobierno Nacional que saque del país la plataforma Uber X, que usan los carros particulares 4 puertas para el servicio de transporte público individual. Además, exigen que no se legalice Uber para las camionetas de servicio especial. ¿Qué dirá el gobierno en plenas elecciones locales? ¿Los usuarios y operadores del servicio qué dicen? ¿Será que el mediático y reconocido representante de los taxistas ya tiene carros dispuestos para UBER?

[1] Ver discurso completo en el sitio web: http://hellodf.com/discurso-de-travis-kalanick-ceo-de-uber-celebrando-su-5o-aniversario/

Leave a comment

Minimum 4 characters