fbpx

Por: Rubén Darío Parra

Diplomático de carrera

Sí, otro más. Otro proyecto de ley que se presenta a consideración del Congreso de la Republica con el objeto de eliminar tres ceros a los billetes de la moneda nacional. Hace un tiempo presentó un proyecto el senador José Jaime Nicholls y posteriormente el senador Antonio de la Espriella sin obtener el aval del Congreso.

Esta vez el proyecto fue presentado a consideración del Senado de la Republica por el senador Roy Barreras, el mismo día que el Banco de la República puso en circulación el billete de $100.000,00 con la efigie del expresidente de Colombia, Carlos Lleras Restrepo. ¡Qué coincidencia! Es curioso que el senador haya presentado este proyecto que de convertirse en Ley de la República sacaría de inmediato este billete de circulación. Dicen las malas lenguas y las otras también, que el senador Barreras fue miembro del partido Cambio Radical y que por desavenencias con su fundador, Vargas Lleras, nieto de Carlos Lleras, cambió de bando. Este nuevo billete de $100.000,00, muy seguramente será llamado “Lleras”. La gente dirá: cámbieme este “Lleras” por menuda o le cambio esta menuda por un “Lleras”.

Como anecdótico vale la pena recordar que en julio de 1946, ante la escasez de monedas de 50 centavos, pues se iban a la alcancía y luego a las platerías (éstas estaban acuñadas en Ley 0,900, es decir que eran de plata pura) el Banco de la República partió un millón de billetes de un peso en dos pedazos y los selló en el anverso con el texto “Banco de la República, Provisional, Medio Peso” y en el reverso “Medio Peso”. Posteriormente los reemplazó por billetes de ½ peso,  un poco más pequeños que los demás, y  la gente comenzó a llamarlos  “Lleritas”,  pues en ese momento el presidente de la República era Alberto Lleras Camargo, quien reemplazó interinamente a Alfonso López Pumarejo hasta el fin de su mandato en agosto de 1946. Los emitidos en 1948 y 1953 siguieron llamándose “Lleritas”. Posteriormente fueron reemplazados por monedas de cincuenta centavos (plata Ley 0,500).

La entrada en circulación de nuevas monedas trae sus implicaciones. Generaría cambios en la economía y en los colombianos en general. El gerente del Banco de la República no le ve objeciones, puesto que, dice, de todas maneras, cada vez que se deterioran los billetes en circulación es necesario cambiarlos por nuevos. El costo sería en el cambio de las monedas y en la emisión de monedas de menor denominación. El ministro de Hacienda dice que la propuesta tiene por objeto modernizar el sistema monetario y acogerse a los estándares internaciones. La gran mayoría de países manejan su moneda con menor número de dígitos y con este cambio se estaría más acorde con el mercado externo.

Dentro de los beneficios de la iniciativa está la facilidad en las transacciones económicas y la simplificación en la contabilidad y los estados financieros. Tal vez el principal impacto es el sicológico pues, por ejemplo el salario mínimo que es de $ 689.454 sería de $689,45. Quien reciba un pago vería disminuidos enormemente sus ingresos. Pero se tiene que dar cuenta que los precios de los productos, servicios, etc. también se reducirían. No hay pérdida en el valor de la monera. Tendremos un bolsillo con los billetes y las monedas actuales y otro con los nuevos billetes y nuevas monedas de hasta un centavo, como en los viejos tiempos, hasta cuando salgan por completo de circulación.

Minimum 4 characters